Trouvez une pharmacie partenaire
près de chez vous

Los microondas y la nutrición

¿Utilizas a menudo el microondas para calentar las comidas? ¡Este método es una buena solución! En esta página los expertos LINEAVI aclaran los efectos que los diferentes métodos de cocción tienen sobre los alimentos.

¿El microondas, el mejor método para cocinar?

En general, cocinar tiene un efecto complejo sobre los nutrientes de los alimentos. Cada método de cocción o calentamiento puede destruir vitaminas y otros nutrientes. Las variables relevantes en el proceso son la intensidad del calor, el tiempo de cocción y el contacto con el agua.

Hervir las verduras tiene el efecto más negativo sobre el contenido de nutrientes para las vitaminas solubles en agua como la vitamina B, C, ácido fólico, biotina y ácido pantoténico. El agua absorbe los nutrientes y los lleva a la evaporación.

Un extenso estudio sobre los diversos métodos de cocción en 20 verduras y su capacidad antioxidante de sus nutrientes, han revelado que el agua no es el mejor amigo del cocinero a la hora de preparar las verduras. Cocinar en el horno, sobre los fogones o en el microondas produce menos efectos negativos en la pérdida de nutrientes.

El microondas es uno de los mejores métodos de cocción en cuanto a preservación de los nutrientes.

Otros estudios muestran una mínima pérdida de nutrientes cocinando en el microondas, pero sin añadir agua. La ventaja es que el tiempo de cocción se reduce, simplemente no hay que añadir agua en la cocción de las verduras en el horno o microondas.

En algunos casos, los vegetales pueden en realidad aumentar la cantidad de nutrientes como el licopeno en los tomates o el nivel de carotenoide en las zanahorias, ambos son fuertes antioxidantes.

¿Y qué hay de la biodisponibilidad?

También es importante saber qué se puede extraer de los alimentos en términos de nutrientes durante la digestión. Aquí es donde interviene la principal ventaja de la cocina: debilita las paredes de las células y descompone las proteínas por lo que son más fáciles de digerir. Esto nos permite asimilar mejor los nutrientes.
De hecho, los estudios demuestran que la cocción de brócoli por ejemplo, aumenta la biodisponibilidad de ciertos nutrientes. La clave es que esta cocina es compleja pero tiene efectos muy positivos en la ingesta de nutrientes, por lo que el microondas es el mejor método en términos de conservación de nutrientes.

Es importante saber que no se debe calentar la comida en envases de plástico que no sean específicamente diseñados para microondas. Lo mejor es colocar la comida en recipientes de vidrio o cerámica.

¿Puede la radiación de microondas romper los enlaces moleculares?

La radiación del microondas se considera una radiación no ionizante, por lo que no tiene suficiente energía como para romper los enlaces moleculares. Los microondas pueden calentar el agua, incluso el agua en nuestros cuerpos. Esto puede tener efectos biológicos.

Por este motivo, los microondas están protegidos. El mejor consejo es no utilizar un microondas viejo o con una mala protección. Cuando el microondas está en funcionamiento, no te pongas delante. La radiación disminuye con la distancia, por lo que es mejor mantenerse a una distancia de 1 o 2 metros. Cualquier fuga mínima de radiación será inofensiva.

Durante la preparación de las comidas LINEAVI, el uso del microondas es una tecnología segura. Es rápido, práctico y tiene efectos positivos sobre tu alimentación.

¡Por tu bienestar!
Juliane
Tu nutricionista LINEAVI





Jiménez-Monreal AM, García-Diz L, Miartinez-Tomé M, Mariscal M, Murcia MA: Influence of cooking methods on antioxidant activity of vegetables. Journal of Food Science. 74 (3): H97-H103. 2009

Vallejo F, Thomás-Barberán FA, Garcia-Viguera C: Phenolic compound contencs in edible parts of broccoli inflourescenes after domestic cooking. Journal of the Science of Food and Agriculture. Vol 83 (14): 1511-1516. 2003

Dewanto V, Wu X, Adom KK, Liu RH: Thermal Processing Enhances the Nutritional Value of Tomatoes by Increasing Total Antioxidant Activity. Journal of Agricultural and Food Chemistry. 50 (10): 3010-3014. 2002

Livny O, Reifen R, Levy I, Madar Z, Faulks R, Southon S, Schwartz B: Beta-carotene bioavailability from differently processed carrot meals in human ileostomy volunteers. European Journal of Nutrition. 42 (6): 338-45. 2003

Miglio C, Chiavaro E, Visconti A, Fogliano V, Pellegrini N: Effects of different cooking methods on nutritional and physiochemical characteristics of selected vegetables. Journal of Agricultural and Food Chemistry. 56 (1): 139-47. 2008